x
f
x
f
f
f
f

Tips: dale a tu queso el trato que se merece

muy fácil

Sin Reseñas

Instrucciones

1.

Es importante que sepas que sí es posible congelar tus quesos y no es una mala práctica, lo que aún no sabes es que no todos los quesos pueden asimilar este cambio tan brusco de temperatura; algunos pueden cambiar de sabor y hasta pueden deformar su textura de forma irremediable. La clave es saber, ¿qué quesos sí y qué quesos no, deben congelarse?
No es recomendable congelar los quesos más suaves como el queso brie o el camembert, porque en el proceso de congelación y descongelación, estos quesos podrían perder su textura y las partículas que se unieron en su proceso de elaboración se separarían. Los quesos semiduros o duros como el queso parmesano y con maduración hasta de 2 años como el queso parmigiano reggiano, tienen mayor resistencia al cambio de temperatura; lo que indica que sí se pueden congelar y por un periodo de hasta 8 meses. Una vez descongelados se deben consumir en un máximo de dos meses.
Marcar como completado
2.

La textura, el color, la humedad y la acuosidad de los quesos, son factores relevantes y hacen que la forma de almacenarlos cambie. Entre más temperatura y humedad exista, habrá una mayor probabilidad de crecimiento de microorganismos o proliferación de bacterias. Esto es lo que comúnmente llamamos como moho y es un proceso natural del queso; solo debes retirar la parte afectada con un cuchillo del resto y podrás consumirlo, sin ningún tipo de inconveniente.
Hay algunos productos como los quesos azules que, a pesar de tener una pasta suave, albergan un moho llamado “penicillin roqueforti”, es una bacteria que no permite que se generen otros microorganismos en el queso con rapidez. Este hongo normalmente es como el lìder y es quien abarca todo el proceso del queso.
Marcar como completado
3.

Los quesos siempre deben conservarse a una temperatura máxima 4°C, por lo que deberás sincronizar tu nevera en casa bajo esa temperatura, para que puedas conservar mejor tus quesos y así extender su vida útil. Los quesos más suaves como los Brie o los quesos Camembert, son de pasta blanda y pueden durar al menos 2 semanas, después de abiertos o retirados de su empaque. Los quesos semicurados o añejos como el queso Emmental, Gruyer, Tilsit o Gouda, pueden durar hasta 3 semanas.
En el caso de los quesos que tienen alto contenido de humedad como el queso campesino o la cuajada, una vez abiertos de su empaque, deben colocarse en un tupperware o un recipiente hermético con una hojita de papel, para que pueda absorber el exceso de agua; así evitarán que se dañen los quesos con facilidad.
Marcar como completado

Notas

Recomendaciones generales:
Los quesos deben sacarse de refrigeración al menos 30 minutos antes de consumirlos, para que puedan expandirse, recuperar su sabor y aroma. En quesos fríos no podremos degustar y percibir todas sus propiedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No feed found.

Please go to the Instagram Feed settings page to create a feed.