x
f
x
f
f
f
f

Vinos y quesos: un viaje en el tiempo hacia el maridaje perfecto

muy fácil

Todos añoramos la delicadeza de la juventud y la sabiduría que nos proporciona el tiempo; ambas con un magnetismo especial e inherente. Esto es lo que significa: ¡el tiempo lo es todo! Lo es, al menos para los vinos y los quesos. Una coincidencia que solo podría decantar en una gran combinación.

Sin Reseñas

Instrucciones

1.

El maridaje perfecto

No es otra cosa que la maravillosa sensación que produce la combinación de sabores en tu boca. ¡Esa es la mezcla perfecta! Donde un sabor no tiene más relevancia que otro, no. Solo debes disfrutar de la explosión de texturas y sabores.
Marcar como completado
2.

Mejora tu experiencia aprendiendo a maridar vinos y quesos

Es muy fácil, solo toma nota. Un queso joven, en textura es mucho más suave y debe consumirse con vinos suaves y jóvenes; en su preferencia de notas dulces como el vino Merlot y vinos blancos como el Chardonnay o el Sauvignon. Esa es la ilusión del sabor de la juventud.
Marcar como completado
3.

En el caso de los quesos maduros o añejos como el queso Manchego 12 meses, el Parmigiano Reggiano o el Gouda de más de 6 meses de maduración, deben ser perfectamente combinados con vinos secos y que tengan mucho más cuerpo, como el Cabernet Sauvignon, el Carmenere o el vino Malbec. De esta forma podrás obtener la sabiduría de los sabores.
Marcar como completado

Notas

Recuerda la filosofía del maridaje perfecto: los quesos suaves van con vinos jóvenes y los quesos añejos con vinos secos ¡No lo olvides!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No feed found.

Please go to the Instagram Feed settings page to create a feed.